Blog

Reserva de fauna y flora BDA

Basándonos en la nueva dirección en la que decidimos llevar la industria, la cual es mantenernos bajo todas las pautas y requisitos que conlleva desarrollar una planta industrial sustentable, incluyendo procesos productivos y el desarrollo de proyectos para lograr un efectivo ahorro de recursos como energía y agua en las diferentes estaciones de producción.

Decidimos llevar a cabo un plan en el cual, desde el principio se respetará y buscará un equilibrio entre industria y naturaleza.

Es así como hemos reservado un área de espacio verde con un total de 14.000 metros cuadrados, de los 22.000 metros en total que posee el terreno, en donde se pueden encontrar más de 450 especies de árboles, que comprende en general las familias que producen frutos como Mangos (Magnifera indica), Pindos (Syagrus romanzoffiana) así como las que generan flores como el Yvyrá Pyta (Peltrophorum dubium) y el Jacarandá (Jacaranda mimosifolia), llenando de matices diferentes de colores y olores en todas las estaciones del año.

La reserva no sólo sirve para el cuidado y desarrollo de la flora, ya que al mantener este espacio con el debido cuidado a través del podado, abonando el terreno y utilizando un método de regado a través de las aguas tratadas provenientes de la planta de tratamientos de efluentes, lo cual nos permite reaprovechar, en épocas secas hasta 60% del agua de los procesos de lavado.

Todo esto nos permitió recibir otros beneficios de la naturaleza, además de tener un bello ambiente de descanso para nuestros operarios recibimos la visita de diferentes aves, algunas de ellas hasta decidieron quedarse a anidar dentro de la reserva gracias a su buen mantenimiento y otras que se quedan momentáneamente en su camino migratorio.

A todo esto, hay que sumarle que la reserva también nos permitió desarrollar un proyecto en el cual se busca generar una huerta orgánica, la cual será abastecida con restos de los jardines y comidas de los operarios descompuestos a través de biodigestores, los cuales fueron realizados en conjunto con estudiantes de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Asuncion.

Este proceso permite producir gas natural para el área de comedor de personal y abono natural a partir de desechos que serían de otra forma desaprovechados, apostando por la economía circular e incluyendo a todos los contribuyentes.

También otro detalle digno de destacar es que tuvimos que modificar los planos originales de la planta, desplazando un lindero con el fin de evitar la poda de un grupo de árboles que se encuentran frente a la fachada.

Hasta hoy los beneficios que recibimos son sumamente gratificantes, ya que al adoptar esa filosofía de trabajo obtenemos un ambiente más saludable, aumentando la calidad de vida y de trabajo dentro de la planta lo cual nos llena de inspiración.

Esto nos motiva a seguir trabajando con más fuerzas y convicción, llevando dicha filosofía a los hogares de nuestros empleados para que sea replicada por ellos.

Además, gracias a todo eso recibimos reconocimientos internacionales y certificaciones como LEED Silver y en camino a obtener certificación GOTS y BCORP, permitiéndonos entrar en mercados exigentes tanto en Europa como en Estados Unidos.

  • Es por eso, que nos mantendremos firmes en ese tipo de concepto de “empresa sustentable”, ya que generando conciencia y demostrando con el ejemplo, lograremos reducir la huella de impacto ambiental y aumentar el desarrollo social, asegurando un futuro más prometedor para todos en equilibrio con la naturaleza y las inevitables actividades productivas.